Las Gazelle de adidas, que salieron por primera vez al mercado en 1968 como zapatillas de training general, presentan un perfil optimizado y un acolchado innovador que las han convertido en unas de las zapatillas favoritas de los deportistas más importante